Tratamiento de la Catarata

La cirugía de cataratas consiste en la extracción del cristalino del ojo para sustituirlo por una lente intraocular, también llamada LIO. El cambio del cristalino por una lente artificial permitirá restaurar una visión clara y nítida. La cirugía de cataratas se realiza en forma ambulatoria, lo que significa que puede volver a casa inmediatamente después de la cirugía. La cirugía en sí dura unos 15 minutos de principio a fin.

El cirujano proporciona anestesia tópica que permitirá que el paciente no sienta dolor y permanezca relajado durante la intervención. No se requerirá ningún tipo de sutura.

La mayoría de las cirugías de cataratas se realizan con una técnica llamada facoemulsificación. Gracias a ondas de ultrasonidos, el cristalino es fragmentado y en trozos más pequeños se podrá extraer fácilmente del ojo.

Una vez que el cristalino se ha eliminado, se sustituye por una lente clara, la LIO. Gracias a un pequeño inyector, la LIO se inyecta en el ojo, directamente al saco capsular. La lente intraocular ha sido elegida específicamente para el paciente y para sus necesidades en términos de visión. De hecho, dependiendo de su estilo de vida y sus necesidades, y los resultados visuales que desee alcanzar, su oftalmólogo será capaz de sugerirle la mejor opción.

El procedimiento termina con el cirujano ajustando la colocación de la lente y la limpieza del ojo. No será necesaria ningún tipo de sutura; simplemente deberá llevar un parche en el ojo durante un par de días después de la cirugía. Cuando la cirugía concluya, el paciente está listo para ir a casa y no tendrá que pasar la noche en el hospital. El paciente tendrá varias citas de seguimiento en las próximas semanas.

Cualquier molestia (lagrimeo, sensibilidad a la luz ...) desaparecerá unos días después de la cirugía. En cualquier caso, el paciente debe evitar frotarse o cualquier tipo de presión en el ojo. La visión va a comenzar a mejorar sustancialmente y conseguirá los resultados visuales finales dentro de unas pocas semanas.

 

¿Es la cirugía de catarata segura y efectiva?

En aproximadamente el 98% de los casos, la operación es exitosa. También es una de las cirugías más seguras y efectivas. Sin embargo, en un pequeño número de casos pueden ocurrir complicaciones. Todas ellas están fuera de lo común, a menudo pueden ser tratadas y rara vez causan problemas visuales permanentes. Los riesgos de la cirugía siempre debe ser comentados con su oftalmólogo.

 

¿Cuándo va a mejorar mi visión?

Su visión mejorara generalmente el día después de la cirugía de cataratas, pero puede ser borrosa durante los primeros días. Siempre será mucho mejor 2 semanas después de la cirugía. Podrá volver rápidamente a sus actividades diarias. El ojo operado necesita tiempo para ajustar su visión a la del otro ojo. Una vez que sus ojos han sanado, su optometrista puede evaluar su necesidad de gafas o lentes de contacto para ofrecerle una visión óptima. La mayoría de la gente tiene que usar gafas después de la cirugía de cataratas, al menos para algunas actividades.